HABLAR EN PÚBLICO: RENUEVA TU PRESENTACIÓN

5 consejos (y una máxima) para renovar la forma de exponer tus contenidos.

La semana pasada, una conversación en LinkedIn me dio la idea para este post. Algo con lo que ya me he encontrado en más de una ocasión, pero sobre lo que confieso que nunca había pensado escribir: cómo renovar la forma de exponer nuestras ideas.

Y es que, con toda la razón del mundo, Elena Aguirre Alonso se quejaba de las ponencias repetitivas, refritas, vacías… De los vídeos manidos, que ocupan la mayor parte del tiempo de exposición… De los PPT mal trabajados y con un exceso de animación… La idea que compartió tiene, en estos momentos, casi 100 comentarios y el número sigue subiendo, y me parece un tema interesante al que hincarle el diente. Así que ¡vamos allá!

EL PUNTO DE PARTIDA

Este post pretende ayudar a renovar presentaciones partiendo de la base de que, como ponentes, la inmensa mayoría de las veces tenemos un tema (una idea, un punto de vista) que compartir con nuestra audiencia. Ese tema es nuestra ‘expertise’, el tema por el que se nos conoce, el tema por el que nos invitan a un evento y, en el mejor de los casos, nos pagan por ello. Así que te resultará interesante tanto si eres un ponente ‘estrella’, como si te dedicas a la formación: en ambos casos, parte de tu trabajo es plantear las cosas de forma diferente y refrescar tus contenidos (al menos cada cierto tiempo).

 Imágenes: Pixabay

Imágenes: Pixabay

A partir de ahí, mis

5 CONSEJOS (Y UNA MÁXIMA) PARA RENOVAR TU PRESENTACIÓN:

  •          Adáptate (de verdad) a la audiencia.- ya sabemos todos lo importante que es eso, y te resultará muy fácil hacerlo con unas frases al principio. Imaginemos que eres experto en marketing, y te invitan a un evento del sector farmacéutico. La inmensa mayoría se limitará a mencionar al principio lo importante que es el marketing en el mundo de la farmacia, y luego seguir con la ponencia de siempre. Yo te propongo ir mucho más allá: ¿puedes hablar de una campaña farmacéutica en concreto? ¿puedes analizar/poner ejemplos/estudiar casos de campañas farmacéuticas reales? ¿Vincular cada bloque de contenido sobre marketing al mundo de la farmacia? Ahí sí te estás adaptando, y sirviendo tu contenido de forma casi irreconocible.
  •          Cambia los muebles.- las más de las veces, algo tan simple como cambiar la estructura de tu ponencia le dará un aire diferente. Y es que el hecho de contar lo mismo en otro orden puede refrescar muchísimo toda la presentación. Lo importante, como en el caso anterior, es que lo hagas a fondo y no temas incluir nuevos elementos cuando la nueva estructura te lo pida.
  •          Actualiza contenidos.- ese video de BMW que tiene ya 12 años… Esa cita de Steve Jobs o de Einstein que llevas usando más de 10… A veces innovar sólo necesita un poco de dedicación, y si bien reconozco que eso lleva algo de tiempo, imagínate la reacción de la audiencia cuando vea una cita más conectada a la actualidad. Sin olvidar tu actitud: ¡el acicate de introducir cosas nuevas también hará que tú estés mucho más vivo!
  •          Busca temas ‘tendencia’.- lo más buscado en Google, en Twitter o en LinkedIn sobre tu sector (u otros) también es material a tener en cuenta. Eso puede proporcionarte una cantidad increíble de nuevas ideas, e incluso obligarte a incluir más material y sacrificar partes importantes de tu ponencia (de esas que siempre han funcionado o siempre te han reído). ¡No olvides que la idea es renovarse!
  •          ‘Vuelca’ lo que aprendes.- si estás vivo aprendes: lees, vas a cursos, conversas, te nutres, en definitiva, tanto profesional como personalmente. Y volcar todo eso es una forma de mantener más viva tu presentación sin prácticamente ningún esfuerzo: sólo debes revisarla, e ir incluyendo las novedades temáticas y/o estructurales. Nuevos ejemplos, nuevas citas, argumentos, historias… ¡Si tú estás vivo, tu presentación también lo está!
  •          Y la máxima: ¡menos PPT es más libertad!- cuanta más letra tenga tu PowerPoint, más hipotecado está tu contenido. Si es demasiado literario (es decir, con demasiado texto) te verás obligado a seguirlo a rajatabla. En cambio, si es más visual, podrás introducir muchos más elementos nuevos sin necesidad de retocarlo. Piénsalo. A mí, particularmente, es una de las cosas que más pereza me da (y más tiempo me consume).

‘Emitiendo desde Broadway con Wall Street. El punto exacto donde se encuentran los mundos de la interpretación y los negocios.’