Empieza el nuevo año, y con él los buenos propósitos. ‘Más tiempo para mí’, ‘hacer deporte’, ‘ponerme con el inglés (o el idioma que sea)’… Incluso en el trabajo: ‘aumentar clientes’, ‘diversificar oferta’, ‘mejorar la productividad’, y todos los que cada uno pueda aplicarse.

Dejando de lado que las listas se cumplan o no, hacer un repaso al año que ha acabado y una ‘declaración de mejora’ para el año que empieza me parece un ejercicio muy sano: la visión de conjunto siempre aporta lucidez. Y, por supuesto, si va acompañada de acciones en la dirección adecuada ¡mucho mejor!

En este contexto, sé que a muchas personas se les pasa por la cabeza eso de mejorar sus presentaciones en público. No deja de ser una cuenta pendiente para muchos, y las fechas acompañan. Así que voy a daros 3 consejos fundamentales para poder mejorarlas DE INMEDIATO. Consejos sencillos que podéis empezar a aplicar YA para mejorar como oradores:

·         LEER EN VOZ ALTA.- Una actividad que, en pocas sesiones, te ayudará a modular la voz y usarla con más soltura. Eso aumentará tu efectividad en el escenario inmediatamente. Cualquier texto servirá, desde la novela que estés leyendo hasta un artículo en el periódico. Lo importante es no hacerlo ‘porque si’, sino con intención: intentando hacer comprensible el texto al supuesto oyente. Mi consejo es que lo hagas por tu cuenta en un sitio en el que no vayan a molestarte, aunque también puedes usar a alguien como conejillo de indias. Descubrirás nuevas formas de usar tu voz: tonos, ritmos, pausas, intenciones… Nuevas formas, por tanto, de hacer llegar tu mensaje de forma clara y atractiva.

read-369040_1280.jpg

·         ANÁLISIS.- Acostúmbrate a analizar estructuras narrativas. Desde las estructuras de los spots publicitarios hasta libros, pasando por películas, mails, series… Y, por supuesto, presentaciones. Busca los ‘hilos’ de la marioneta, los significados, el orden en que se desarrolla la información o los hechos. No es necesario que hagas un estudio exhaustivo, con una o dos ideas será suficiente. Hazte dos preguntas básicas:

-      ¿Por qué el guionista/autor/orador ha colocado ahí esa información?

-      ¿Cómo lo harías tú?

Lo más recomendable es hacerlo a posteriori: eso te permitirá disfrutar de tus actividades, y además sacarles un beneficio extra. Y es que el análisis de estructuras te ayudará a plantear mejor la información: las mil y una variables que puedes usar en una presentación, nuevas formas de plantearlas, cómo los mismos hechos, planteados en otro orden, pueden hacer algo interesante o hacerlo soporífero…

·         INVÉNTATE UN SPEECH.- Hay mil ocasiones para hablar en público (aunque sólo sean 2 personas). Y todas van a sumarse a tus horas de vuelo como orador. Desde contar un chiste o alguna anécdota en una cena, hasta unas palabras en el cumpleaños de alguien o en el tuyo propio. También en reuniones de trabajo, tomando un café… No deben ser ni largos ni complejos; la idea es decir unas palabras, así que no deberías exceder nunca de los 3mins. Así ganarás experiencia y soltura, sin convertirte en un plasta (que los hay). Si te planteas hacerlo en reuniones de trabajo, te recomiendo que los prepares mínimamente; y si es en reuniones sociales, piensa en algo que quieras compartir con quien te acompaña, y adelante. Quizá tus primeras intervenciones no sean tan fluidas como quisieras, pero te aseguro que en poco tiempo ganarás confianza y seguridad.

Y, por supuesto, si estás pensando en mejorar tus presentaciones DEFINITIVAMENTE, te presento dos cursos en abierto donde trabajaremos a fondo:

-      En BARCELONA, entre semana

-     En CASTELLAR, sábados

No hay excusas: A POR ELLO!!!

Comment