#3afavor3encontra es un giro en este blog. Un análisis específico de determinados comunicadores. De personas (y personalidades) reales, experimentadas… y muy expuestas. El primer candidato era Donald Trump (pero por ahora va a seguir esperando turno).

En los dos artículos previos a las vacaciones voy a hablaros de comunicadores diferentes, aunque tan influyentes o más que los otros (muy a mi pesar).

Hoy, desde luego, no voy a hablarte de un gran comunicador, pero sí de uno de los más escuchados. No es relevante por su trayectoria, si no es que hablamos de su trayectoria delictiva. Y tampoco es famoso, pero sí acapara portadas: las más recientes la semana pasada, declarando en la comisión de investigación del parlamento por la financiación ilegal del PP (su ex­-partido). Con todos ustedes, Luis Bárcenas.

Sorprende, o quizá no tanto, la actitud de nuestro personaje en diferentes contextos. En sede judicial, declarando en enero sobre el ‘Caso Gürtel’ (¿alguien sabía qué diablos quiere decir ‘Gürtel’ antes del escándalo?) nuestro amigo Luis se muestra tranquilo, prudente e incluso sumiso. Ahora bien, la semana pasada, en sede parlamentaria, Bárcenas se muestra orgulloso, chulo y beligerante… ¿Cuál de ellos es el verdadero? Sin duda, la lógica más inmediata apunta a que el verdadero Luis Bárcenas es el segundo: en el juicio, se la jugaba y estaba 'controlado'; en la comisión de investigación no, y se 'relajó'.

Vamos con el análisis -o no acabo-:

#3AFAVOR

  •          voz.- Una buena voz acompaña a Luis Bárcenas. Usa los tonos con soltura, es explicativo y claro. La voz siempre es algo a tener en cuenta en un discurso, ya que si no estás mínimamente atento corres el peligro de ‘monotonizarte’ y perder la atención de tu audiencia en pocos minutos… A no ser, claro, que hables sobre uno de los escándalos más sobresalientes de los últimos años de la democracia: ahí tendrías la atención asegurada, incluso usando la voz con menos soltura que Bárcenas.
  •          mirada.- Bárcenas conecta visualmente con su interlocutor. De forma insistente, incluso intimidatoria (o intentando serlo). Eso también es algo a tener en cuenta: es muy probable que ante una presentación te sientas más nervioso de lo habitual, y eso se traduzcan en que esquives la mirada del auditorio. Aprende de Luis: mantiene el contacto con su audiencia (en este caso los fiscales) incluso en una situación tan desfavorable. Eso sí, procura no intentar intimidarles (tú no tienes tantos millones en Suiza).
  •          creatividad.- ¡Y cómo me gustan a mí esas cosas! En el más puro estilo de Cospedal y su ‘indemnización en diferido’, Bárcenas tiene una ‘contabilidad extra-contable’. Sin duda, la creatividad es un valor añadido, y siempre será algo que tu audiencia va a agradecer. Explícales las cosas de formas diferentes, y llegarás a muchas más personas. Eso sí, procura no usar esa creatividad para intentar explicar lo inexplicable: corres el riesgo de tener tantas reproducciones en youtube como Bárcenas y Cospedal.

#3ENCONTRA

La mejor forma de abordar esta parte será analizar el ‘ETHOS, PATHOS Y LOGOS’ (más info aquí) de las últimas declaraciones del amigo Bárcenas. Y sí: no sale bien parado de ninguno de los tres. Vamos allá:

  •          Ethos.- La dimensión moral de las intervenciones de Bárcenas apunta a una suerte de ‘orgullo carcelario’. Semejante prepotencia en alguien juzgado por delitos tan graves definitivamente no es normal… Como tampoco lo es que un investigado que guarda silencio ‘por tener muchos frentes abiertos’, decida contestar cuando le viene en gana -dependiendo del ‘zarpazo’ que pueda dar a su interlocutor-.
  •          Pathos.- Desfachatez, chulería, hostilidad, burla… Todo eso se desprende de la actitud de Luís Bárcenas. Con todas esas emociones juega, todo eso nos transmite. Y eso sólo con la mirada, con el silencio, con la media sonrisa. Triste espectáculo, sin duda, y una enorme lección: lo que sientes (tus emociones) respecto a tu audiencia y al tema del que hablas se transmitirán por muchos canales. Nunca lo pierdas de vista.
  •          Logos.- La única lógica aplicada a las respuestas de Bárcenas en el primer vídeo (narraciones aparte) es ‘esto no tiene ningún sentido’; en el segundo vídeo es ‘y tú más’. Pocos argumentos y pobres defensas, en todo caso. Pero muestras definitivas de la lógica del personaje y de buena parte de los dirigentes de este país (‘Me pillaron robando… ¿y qué? Tú harías lo mismo’).

Aclamémonos a alguna de las vírgenes del santoral (sí: esas a las que condecoran de vez en cuando) para que las nuevas generaciones borren esa imagen de la política. En las películas de Berlanga era cómico; ahora es simplemente vergonzoso.

‘A más ver…’

Comment