Un año más a nuestras espaldas. Otro año acompañándote cada semana y compartiendo experiencias, ideas, estrategias… Y sueños (¡que son la parte más interesante!)

Dos años de proyecto. Dos años escribiendo, enseñando y compartiendo. Y muchos cambios en los últimos meses.

Lo que empezó como una pequeña idea ha ido tomando forma, y no sólo conceptual: la estética ha cobrado también importancia con la nueva web. Ha sido durillo, la verdad. Tengo una sensación extraña de los últimos meses: como de haber vivido en una realidad paralela.

Mil cosas en que pensar, muchos frentes abiertos y la extraña sensación de que todo es genial, ¡aunque hubiera deseado disfrutarlo un poco más!

Sea como sea, todos los plazos se han cumplido. Y estoy más que contento del resultado. No sólo se han conseguido cosas importantes este año: ¡hay unas cuantas por venir y seguro que te sorprenden! Pero por ahora no quiero adelantar acontecimientos…

Y sí, como ya habrás adivinado, en este post no voy a hablarte de presentaciones. Eso ya lo hago durante todo el año, de forma que hoy voy a dedicarme sólo a darte las gracias. Tanto si acabas de llegar, como si me sigues desde el principio, como si has pasado por casualidad. ¡GRACIAS! Esto, como el teatro, sin ti no tiene ningún sentido. Y me siento muy honrado de que estés ahí y de que compartas en tus círculos los contenidos de este blog.

Y por último, desearte lo mejor para estas fiestas, y para el 2016!!!

Nos vemos el año que viene… 

Comment