Hace 3 semanas tuvo lugar el #CongresoFEA. No, no fue un congreso de chicas poco agraciadas, sino un evento online de Formadores En Acción. Miles de seguidores, ideas inspiradoras, conocimiento… Y ponentes apasionados.

Página de Facebook del congreso. Click en la imagen para acceder.
Página de Facebook del congreso. Click en la imagen para acceder.

No recuerdo exactamente si supe de este evento por Twitter. Sí, creo recordar que se lo leí Santi Moll, insigne docente y blogger a quien sigo con gran placer. Y lo cierto es que, de entrada, el asunto prometía bien poco. Una serie de conferencias online durante 3 días… ¡¡¡Y 3h por sesión!!! A las 19h, después de las horas que me paso delante de la pantalla, una de las cosas que menos me apetecía era pasarme 3h más conectado. Si a eso sumamos que las conferencias eran online, y que conocía a algunos de los ponentes (pero a otros no) me pensé muy mucho lo de apuntarme al evento. Pues bien, lo reconozco: estaba totalmente equivocado.

UN GRAN CONGRESO ONLINE

Divertido, útil… ¡Y muy ameno!

Contra mis pronósticos, las sesiones se desarrollaron con gran fluidez, siempre manteniendo la atención, y fueron un auténtico gustazo. Tanto es así, que hoy voy a hablarte de los 3 grandes aciertos del congreso, haciendo hincapié, por supuesto, en el tema de los oradores:

 1.- PLANTEAMIENTO

El congreso, más que un webinar, fue un evento online. Quiero decir con eso que, para el oyente, era como un programa de radio. Un presentador animaba el cotarro. Las inevitables esperas técnicas se hacían mucho más llevaderas, ‘conectaba’ para ver qué pasaba en las redes sociales, presentaba a cada uno de los ponentes… Muy de agradecer.

Y también una mención especial a la forma: los asistentes sólo veíamos en pantalla los gráficos de cada ponencia, y oíamos al orador. No había conexión de vídeo. Y eso lo hizo más dinámico… Y posible. Estoy seguro de que con miles de seguidores y 18 ponentes la conexión de vídeo hubiera dado más problemas que otra cosa. Y considero un acierto escoger esa forma en aras de la funcionalidad.

2.- DURACIÓN

Comunica lo que te divierte, lo que te apasiona. Foto: Ryan Glanzer.
Comunica lo que te divierte, lo que te apasiona. Foto: Ryan Glanzer.

Las ponencias duraban 20mins. Ni más ni menos. Y el tiempo se respetó escrupulosamente. Eso las hizo más interesantes, más compactas, más intensas, jugosas, amenas… (¿Cuándo vamos a empezar a aprender de TED?)

Además, si alguna no te interesaba, 20mins era una espera asumible para ver la siguiente.

3.-PONENTES APASIONADOS

Los ponentes, por supuesto, son expertos en formación. Y tienen grandes conocimientos sobre los temas que trataron. Las presentaciones estaban bien estructuradas, los gráficos estaban bien escogidos, captaban y mantenían la atención…

¿Es eso lo que quiero contarte? No. Eso es algo que deberíamos dar por sentado. Lo que de verdad quiero contarte es que tod@s y cada un@, con su estilo particular, me transmitieron la GRAN PASIÓN que sienten por lo que hacen. Eso es lo que más se echa de menos en las presentaciones. Y en eso deberíamos poner nuestra atención.

Por supuesto, debes saber de lo que hablas. Por supuesto, debes tomarte el tiempo necesario para estructurar ese conocimiento y hacérmelo interesante. Esa debería ser la norma (y no la excepción). Sólo cuando tengamos asumidos los pasos previos imprescindibles de una presentación, podremos pasar a los siguientes. Y transmitir a nuestra audiencia lo que nos mueve, lo que nos interesa, lo que nos divierte o apasiona.

Eso es lo que distingue a los grandes oradores. Y eso es lo que, sin duda, puedes llegar a conseguir si te lo planteas.

Y ese fue el gran mérito del congreso. Ponentes apasionados. Enamorados de lo que hacen y que saben transmitirlo con la misma intensidad con que lo viven.

 “A más ver…”

Comment