Los momentos previos a una presentación son los más delicados. Y es que el inicio de la presentación es un momento clave. Si el momento de más atención de la audiencia fuese el minuto 37, tendrías desde el minuto 0 hasta el 36 para irte preparando. Por desgracia, eso no es así.

El inicio de la presentación es el momento más importante de la misma por 2 razones fundamentales:

  • causarás una buena primera impresión… (o no).
  • captarás la atención… (o no).

Lo cierto es que tienes a la audiencia de cara: la expectación es máxima durante los primeros minutos. No obstante, en tu mano está aprovechar esa expectación, o dejar que desaparezca para nunca más volver.

ESPERO NO HABERTE TRANQUILIZADO

El momento más importante, y el más estresante. Imágen: Wikipedia.
El momento más importante, y el más estresante. Imágen: Wikipedia.

Porque no era el objetivo. Mi intención era abrirte los ojos. Hacerte consciente de lo mucho que te juegas en esos momentos iniciales.

Teniendo eso en cuenta, los minutos antes de la ‘Hora H’ son fundamentales. No vas a tener tiempo de “irte calentando”. Tienes que salir al 200%.

QUÉ HACER CUANDO SE MASCA LA TRAGEDIA

En semejante situación, los nervios van a entrar por todos tus poros. Mejor dicho: van a salir de todas tus glándulas. Pues bien, de ellos debes ocuparte. En lugar de preocuparte por todo lo que puede salir mal, debes ocuparte del auténtico problema: el estrés. Si consigues controlarlo, tendrás ganada más de la mitad de la partida.

Digo esto asumiendo que hayas hecho una preparación mínimamente seria. Si no la has hecho, tienes todos los números para que tu presentación sea un desastre. Y si ese es el caso, intentar controlar los nervios va a ser una batalla perdida.

Dicho esto, vayamos por pasos:

Céntrate en la primera idea y ¡disfrútalo! Foto: Meral Akbulut.
Céntrate en la primera idea y ¡disfrútalo! Foto: Meral Akbulut.

-15-20mins antes: repasa brevemente las ideas-clave de tu presentación. Y déjalo ahí. No te obsesiones repasando esas ideas una y otra vez, y, sobretodo, NO TE PONGAS A REPASARLAS SEGUNDOS ANTES DE SALIR.

-10mins antes: busca algún sitio tranquilo, e intenta moverte un poco. Estirar, movilizar las distintas partes del cuerpo, dar saltos o lo que te venga bien. Tu cuerpo también va a ‘hablar’ en escena, y vale la pena que esté ‘encendido’. Algunas respiraciones profundas no estarán de más. La base de tu voz, y del control de nervios es la respiración diafragmática.

-5mins antes: dirígete a la sala, y da la bienvenida a los asistentes. Sin entretenerte demasiado. Sin entablar conversaciones. Lo que hayan hecho el fin de semana, o los problemas de parking no son lo más importante. Es bueno ser amable y te ayudará a conectar con la gente, pero no debes perder concentración.

-2mins antes: acércate al estrado/escenario y bebe un poco de agua. Otra forma básica de controlar los nervios, que además ayudará a tus cuerdas vocales a funcionar mejor. Comprueba que tus notas están en su sitio y que el mando a distancia responde.

-HORA H: Tanto si te presentan como si no, ocupa tu espacio en el escenario y sonríe. Observa a tu público. Piensa en todo lo que vas a compartir con ellos, las sorpresas y los buenos ratos que les tienes preparados. Tómate un segundo antes de empezar, para captar del todo su atención. Céntrate en la primera idea que vas a compartir con ellos. En la primera frase. Respira, y…

Procura disfrutarlo!!!

 “A más ver…”

Comment