Estas semanas se han publicado los vídeos que he hecho en colaboración con la plataforma “UnComo”. ¿Queréis saber cómo se hace un “UnComo”? UnComo es una plataforma “How to”, una web donde puedes encontrar vídeos “Como se hace…” de los temas más variados: hockey, cerámica, claqué, ilustración, matemáticas o empresa. UnComo: la red de contenidos que más rápido ha crecido probablemente en toda la historia de la blogosfera hispana.”, según Dean Romero (autor de Blogger3.0). Así que cuando me ofrecieron colaborar con ellos, no pude negarme.

Pasó como pasan estas cosas: un mensaje en twitter, y ya estábamos de acuerdo. La tentación de empezar era muy fuerte, pero decidí posponer las grabaciones hasta el mes de septiembre. Y me alegro de ello: el mes de julio fue una locura.

Ya que voy a compartirlos aquí, creo que os divertirá saber cómo hemos hecho estos Uncomos. No dejan de ser presentaciones, y seguro que podréis sacar de esta experiencia muchas conclusiones útiles.[embed]https://www.youtube.com/watch?v=6k-vUBgtJ_k[/embed]

EL PROCESO: CONOCER A LA AUDIENCIA

El primer paso fue ponernos de acuerdo respecto a la temática de cada vídeo. Teniendo en cuenta cuál era el tema: ¿Qué le interesa a la gente? ¿Qué títulos podían resultar más atractivos? En esta fase del proceso fue importantísima la cooperación de Albert Ribera y su equipo. Como conocedores del medio, y como conocedores de su público.

Debo confesar que mi planteamiento inicial era un error: sin darme cuenta, se instaló en mi cabeza la idea de hacer un “minicurso” sobre presentaciones (y era pésima). La gente usa Uncomo como plataforma de consulta. Van a buscar ideas concretas sobre temas concretos, no un “minicurso”. Cada vídeo debía aportar contenido concreto y ser independiente de los demás. La gente no vería los vídeos por orden del 1 al 7: quizás sólo vería el 2 y el 6. O el 5, y ya está. Pensarlo así dio un vuelco (para bien) a todo mi planteamiento.

EL PROCESO: LOS OBJETIVOS

Teniendo en cuenta lo anterior, también me tocó pensar en qué objetivos quería conseguir. Por supuesto, los obvios: aportar contenido útil y de calidad, de forma rápida y eficaz. (Fácil decirlo, pero no tan fácil hacerlo, ¿verdad?)

Pero, aparte de los obvios, tenía mis objetivos personales al respecto: esto era una muy buena oportunidad que quería aprovechar. No sólo por la posible promoción personal que podía suponer, sino también por la imagen que quería proyectar. La imagen física, la personal… Y la imagen de mi propuesta.

Mucha gente, cuando oye hablar de teatro, o de técnica teatral, piensa en cosas extrañas: eso de “meterse en la piel” de un personaje no deja de tener cierto aire de esoterismo. Y el esoterismo no parece buena idea si quieres aprender a hacer una presentación profesional... Distanciarme de los conceptos extraños que la gente tiene de las técnicas que utilizamos los actores era fundamental. Lo que hago es adaptar la técnica del actor al mundo de las presentaciones, y esas técnicas puede aplicarlas cualquiera. Eso tenía que quedar claro desde cualquier punto de vista.[embed]https://www.youtube.com/watch?v=7Mg7OP7K4qE[/embed]

EL PROCESO: LOS MEDIOS

Más ideas a tener en cuenta. Tenía dos inputs muy claros:

LA DURACIÓN.- Los vídeos debían tener una duración determinada. Uno piensa que el mundo está deseando ver sus vídeos, pero eso no es cierto. Si duran demasiado, lo más probable es que la gente no los mire. Cuando le damos al “play” y aparece la duración del vídeo, decidimos si el tema nos interesa lo suficiente como para verlo entero. Es así de cruel y así de sencillo.

Una vez más el equipo de Uncomo me ayudó en eso, aconsejándome que la duración rondara los 3-4mins.

EL RODAJE.- Obviamente, teníamos un tiempo y un sitio concreto para grabar. Es muy importante tener eso en cuenta: el planteamiento siempre debe ser asumible. Si tienes dos horas para grabar algo, intenta dejar los últimos 30mins para imprevistos. Si tienes 2 horas, y pretendes usarlas hasta el último minuto, lo más probable es que te pases rodando 3.

Y hasta aquí por el momento en cuanto a los planteamientos iniciales de los vídeos. Es fundamental tener las bases muy claras si quieres hacer un buen trabajo: ¿A quién me dirijo? ¿Qué quiero transmitir?  ¿De cuánto tiempo dispongo? Responde a esas preguntas, y tendrás media partida ganada en tu próxima presentación.

“A más ver…”

1 Comment