Hace dos semanas murió H. R. Giger, creador de uno de los monstruos más aterradores de la historia del cine: Alien. Llevaba tiempo queriendo escribir sobre la película. Este es mi pequeño homenaje a la criatura y al talento de su creador. H.R.Giger, creador de Alien. Fuente: Wikipedia

¿Podemos aprender algo sobre presentaciones a partir de esta película? La respuesta es que sí, por supuesto que sí. Sígueme y te lo cuento.

Cualquier buena película tiene mucho que enseñarnos. Las buenas películas son buenas historias bien contadas, y su análisis es interesante para cualquiera que se plante delante de un auditorio.

ALIEN: EL 8º PASAJERO

La muerte, hace pocos días, del creador de la bestia me ha sorprendido. Tanto por el hecho en sí, como por haber descubierto su obra: inquietante, tenebrosa… y atractiva. Magnética.

Alien tiene en el monstruo una de sus bazas más importantes. No sólo es uno de los villanos más viles y desconcertantes de la historia del cine, sino que NOS ATRAE (y espero que no pienses que he perdido definitivamente la cabeza). Me explico: descubrir la naturaleza de semejante compendio de maldad es uno de los principales atractivos de la historia. Pero vayamos por partes:

ALIEN Y LA CREDIBILIDAD

Robert McKee (consultor de guiones en Hollywood y escritor, a quien ya he citado en alguna ocasión) nos habla del guión de Alien, en concreto del principio. Uno de los grandes aciertos del guión son las primeras escenas: un equipo de astronautas de una nave de transporte despierta de su hibernación. Conocemos la nave. Muñequitos, fotos… Igual que los transportistas decoran las cabinas de sus camiones ¿verdad? Acto seguido comen algo, lo cual parece bastante lógico y creíble (después de meses de estar criogenizados). Y ¿de qué hablan durante la comida? De su sueldo. ¡Como haría un grupo de transportistas! El ritmo de esas primeras escenas nos sitúa en la realidad. Conversaciones y detalles creíbles nos hacen reales esos personajes y sus vidas, por mucho que estemos en una  nave de transporte espacial futurista.

Ridley Scott, director de Alien. Fuente: Wikipedia.

Al igual que Alien, tu presentación ha de ser creíble. Ridley Scott, el director, se toma su tiempo para situarnos en un tiempo (y espacio) futuros, pero con personajes muy reales. Sabe que la credibilidad es la base del resto de la historia. Y tu presentación y tú mismo también debéis serlo. Si eso falla, el resto no tiene sentido. Trabaja todo lo que puedas, y dedica el tiempo necesario a hacer creíbles tanto los hechos como tu forma de contarlos.

ALIEN Y LA ESTRUCTURA

Como decía, tenemos en las manos uno de los bichos más viles jamás imaginados. Bien. Y ahora, ¿Cómo lo presentamos?

Otro de los aciertos del guión de O’Bannon es que el público descubra al monstruo al mismo tiempo que los protagonistas. Vamos descubriendo sus características junto a los personajes… y sufriendo con ellos cada nueva noticia: el bicho en cuestión es enorme, fortísimo, felino, implacable, insaciable… ¡Y tiene la sangre ácida! Por el amor de Dios, pero ¿cómo matamos eso?

Por si eso fuera poco, se desarrolla y crece dentro de nosotros reventando al nacer el pecho del huésped. Poned la metáfora que queráis…

Uno de los recursos que funcionará, y mucho, en una presentación es identificar un problema, una carencia de tu audiencia (cuanto más grave y monstruosa, mejor) y aportarle la solución. Particularmente en ventas y presentaciones de productos, pero también cuando presentas una idea de negocio o una nueva estrategia. La estructura de desvelar paulatinamente el problema, y mostrar cómo tu solución lo resuelve será muy efectiva (como lo es en la película la presentación del Alien).

Dosifica la información e intenta ir de menos a más. Eso enganchará a la gente a tus palabras. No tanto porque el problema les guste (a nadie le gustan) como por las ansias de descubrir contigo la solución… Y de llegar al final, habiendo resuelto el problema gracias a ti.

Y bien, hasta aquí por el momento. Pensaba que este análisis/comparación de la película y nuestra presentación me ocuparía sólo un artículo. Pero creo que vale la pena que nos tomemos el tiempo necesario para profundizar un poco más… Y ¡Qué diablos! Es una de mis pelis favoritas.

Espero que podáis esperar a la semana que viene para el “desenlace”. Os dejo el tráiler en YouTube hasta entonces.[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hllv_11QTPA]

“A más ver…”

Comment